7 Snacks Ligeros de 100 Calorías o Menos

7 Snacks Ligeros de 100 Calorías o Menos

¿En busca de snacks que no te aporten muchas calorías? Hoy te compartimos 7 ideas de entremeses ligeros que te aportarán valiosos nutrientes, pocas calorías y son ideales para disfrutarlos entre comidas. Puedes sacar provecho de ellos en cualquier momento, pero serán especialmente útiles si te encuentras en un periodo de déficit calórico.

Recuerda que en la aplicación de Fitia puedes encontrar cientos de recetas similares con el detalle de las instrucciones y su respectiva información nutricional. Además, podrás modificar los ingredientes según tus gustos y necesidades nutricionales. Descárgala aquí.

1. Hummus con Bastones de Zanahoria

78.jpg

Esta merienda es ideal si te provoca comer algo salado, ligero y que te deje satisfecho. El hummus es una suerte de puré se elabora a base de garbanzos cocidos y tahini (pasta de ajonjolí). Esta receta es tradicional del Medio Oriente, pero debido a su gran valor nutricional y potencial gastronómico, hoy en día es posible encontrar hummus alrededor de todo el mundo. Puedes prepararlo en casa (encuentra la receta en el app de Fitia aquí) o comprarlo ya listo en el supermercado.

Esta merienda te aportará:

  • Energía: 96 kcal
  • Proteínas: 3 g
  • Carbohidratos: 13 g
  • Grasas: 4 g

Para armar tu snack bajo en calorías solo necesitarás:

Corta la zanahoria en bastones del tamaño que prefieras y usa el hummus como un dip. La combinación te ayudará a sentirte saciado pues te aportará una buena cantidad de fibra. Además, la zanahoria es una excelente fuente de vitamina A y las grasas de buena calidad que posee el hummus te ayudarán a absorberla mejor.

2. Helado de Hielo de Frutos Rojos

82.jpg

Un helado de hielo a base de frutos rojos es ideal para una merienda refrescante y baja en calorías.

2 porciones de esta merienda te aportará:

  • Energía: 44 kcal
  • Proteínas: 3 g
  • Carbohidratos: 9 g
  • Grasas: 1 g

Para prepararla necesitarás (ingredientes para 4 porciones):

  • 1 Clara de Huevo
  • ½ taza de Frambuesas
  • ½ taza de Fresas
  • 2 hojas de Menta
  • 1 cucharada de Zumo de Limón
  • 2 sobres de Stevia o el edulcorante de tu preferencia

Instrucciones:

  1. Licúa las frambuesas y las fresas con las hojas de menta y el zumo de limón.
  2. Congela la mezcla por 1 hora
  3. Transcurrido el tiempo, bate la clara de huevo a punto nieve y bátela con la mezcla anterior.
  4. Congela la nueva mezcla por 3 horas más o hasta que tenga la consistencia de helado. 
  5. Puedes dejar que se descongele unos minutos antes de servirlo para que la consistencia sea más blanda.

Recuerda que puedes abrir esta receta desde la app de Fitia e incluirla en tu plan de alimentación.

3. Chips de Maíz Caseros con Pico de Gallo

80.jpg

Unos chips caseros hechos a base de tortilla de maíz con un dip de pico de gallo son un snack perfecto para incluir más verduras en tu día de forma rica y muy práctica.

Este snack te aportará:

  • Energía: 85 kcal
  • Proteínas: 2 g
  • Carbohidratos: 18 g
  • Grasas: 1 g

Para prepararla necesitarás:

Para armar tu snack:

  1. Prepara el pico de gallo: Agrega todos los ingredientes del pico de gallo (todos menos la tortilla de maíz) a un recipiente y mézclalo bien.
  2. Prepara los chips de maíz: Corta la tortilla de maíz en triángulos, colócalos en una bandeja para horno (con papel manteca debajo para evitar que se peguen) y tuéstalos hasta que queden crocantes (también puedes usar un horno de convección o una freidora de aire).
  3. ¡Listo! Disfruta untando los chips de tortilla en el pico de gallo.

4. Yogurt Griego con Fresas y Chía

84.jpg

Si estás buscando un snack bajo en calorías y que además te aporte proteínas, entonces esta es la opción para tí. La idea que te presentamos aquí considera un yogurt griego sin grasa (descremado), pero también podrías utilizar por skyr. Si no sabes cómo elegir el mejor yogurt para ti, en esta guía encontrarás las respuestas. 

Este snack te aportará:

  • Energía: 99 kcal
  • Proteínas: 13 g
  • Carbohidratos: 9 g
  • Grasas: 2 g

Para prepararlo solo necesitas:

Por su buen aporte de proteínas y fibra, este snack te ayudará a sentirte saciado. Además, recuerda que para aprovechar mejor los nutrientes de la chía, puedes molerla y/o dejarla remojando en el yogurt por unos minutos antes de comer tu snack. Al molerla, aprovecharás los nutrientes que se encuentran dentro de la semilla y al remojarla, se formará el mucílago (la “goma” que se genera cuando la chía absorbe agua).

5. Enrollados de Pepino con Atún y Queso Crema

Blog Web 2-10.jpg

Estos enrollados de pepino con atún y queso crema son la alternativa fácil, rápida y baja en calorías para un enrollado tipo sushi. Contiene ingredientes muy fáciles de conseguir y te aportará una buena cantidad de proteínas para una pequeña porción. 

2 enrollados te aportarán:

  • Energía: 96 kcal
  • Proteínas: 11 g
  • Carbohidratos: 3 g
  • Grasas: 5 g

Para prepararlos solo necesitas:

Instrucciones:

  1. Mezcla el atún con el queso crema y el zumo de limón
  2. Corta el pepino en forma longitudinal de manera que obtengas un corte muy fino. Te recomendamos utilizar un pelador de verduras o un cuchillo bien afilado.
  3. Para armar cada enrollado, estira 2 tiras pepino, rellena con ½ cucharada la mezcla de atún y enrolla cuidadosamente.

6. Licuado de Mango y Piña

81.jpg

Un batido de frutas es una forma deliciosa de disfrutar y aprovechar los nutrientes de las frutas. La combinación de mango con piña es infalible: dulce, tropical y llena de vitaminas como la A y la C.

1 vaso de este licuado te aportará:

  • Energía: 94 kcal
  • Proteínas: 2 g
  • Carbohidratos: 24 g
  • Grasas: 1 g

Para prepararlo necesitarás:

Simplemente pela y pica las frutas y licúalas junto con el hielo. ¡Listo! En menos de 5 minutos tienes un snack ligero, refrescante y delicioso.

7. Chips de Kale

79.jpg

¿Buscas un piqueo delicioso, crocante pero a la vez nutritivo y bajo en calorías? Entonces los chips de vegetales son exactamente lo que estás buscando y la kale o col rizada es una de las mejores opciones para prepararlos. 

Las hojas de esta hortaliza son gruesas en comparación con otros vegetales de hojas verdes, por lo que al hornearlas, conseguirás una textura muy crocante ideal para un snack. Además, es muy baja en calorías, pero altamente nutritiva: te ayudará a alcanzar tus necesidades de fibra, calcio y vitaminas como la C y la K.

1 porción de chips de kale (150g aproximadamente) te aportará:

  • Energía: 75 kcal
  • Proteínas: 5 g
  • Carbohidratos: 7 g
  • Grasas: 5 g

Para prepararla necesitarás:

  • 6 tazas de Hojas de Kale
  • Una pizca de Aceite de Oliva (¼ de cucharada)
  • Sal, pimienta y especias al gusto

Instrucciones:

  1. Lava la kale y sécala bien con papel absorbente
  2. Precalienta el horno a 200ºC
  3. Corta la kale en trozos de aproximadamente 4 cm
  4. Colócalas en un bowl junto con el aceite de oliva y mézclalos bien
  5. Coloca las hojas de kale en una bandeja de horno cubierta con papel manteca. Asegúrate de colocarlas en una sola capa. No las amontones unas sobre otras.
  6. Hornéalas por 10 minutos, vigilando que no se quemen.
  7. Deja enfriar y añade la sal y las especias de tu agrado.
Fitia - Nutrición Inteligente
(82,107 reseñas)