¿Cuánto Tiempo Dura Un Alimento Refrigerado o Congelado?

Seguramente alguna vez compraste un paquete grande de lechuga y este se marchitó en menos de 1 semana o quizá olvidaste congelar la carne y esta se echó a perder. Una de las dudas más grandes es cómo almacenar los alimentos y bajo qué condiciones.

Es importante tener en cuenta la duración de cada alimento según las características de mismo e incluso su estado de cocción. Por ejemplo, no se será lo mismo almacenar lentejas crudas que una vez cocidas.

Aquí te contaremos cómo almacenar los diferentes grupos de alimentos y su respectiva duración, tanto bajo refrigeración (0 a -4°C), congelado (-4 a -18°C) y temperatura ambiente (20 a 25°C).

Cárnicos:

Los alimentos de origen animal como las carnes tienden a echarse a perder con facilidad si no están a una temperatura adecuada. Si las compramos frescas, ya sea del mercado o el supermercado, estas siempre se mantendrán mejor a bajas temperaturas, pues el calor y el contacto directo con el oxígeno generan que se malogren y consecuentemente resulten dañinas para quien las consuma (1).

Si estas no serán consumidas de manera inmediata, lo ideal es congelarlas, pues las carnes frescas en refrigeración tienen una duración promedio de 2 a 3 días y hasta 4 en el caso de las carnes rojas (2).

Sin embargo, en el caso de congelados, estos pueden durar hasta 2-12 meses, dependiendo del tipo de carne y corte.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que estas sean almacenadas en envases herméticos y no permitir el contacto directo entre el aire del congelador y la carne misma, ya que ello podría quemar la estructura de la carne en sí y echar a perder características organolépticas como la textura y sabor.

Además, en el caso de ser carnes muy grasas, las temperaturas muy frías (- 4 a -18°C) tienden a alterar la bioquímica de las grasas y ello brinda un sabor rancio y desagradable (3).

A continuación dejamos una tabla resumen de por cuánto tiempo se pueden almacenar los diferentes tipos de carne (2):

undefined

Menestras/Legumbres y Cereales

Estos alimentos tienen un almacenamiento completamente diferente cuando están en su estado fresco versus el cocido. Cuando abrimos un paquete de legumbres (lentejas, frijoles, garbanzos, etc.) o cereales (arroz, pastas, quinua, etc.); es importante que luego los guardemos en un lugar seco y sellado para evitar que ciertos agentes ingresen y los echen a perder como los ácaros y polillas.

Por otro lado, cuando ya están cocidos, estos pueden permanecer bajo refrigeración por 3 a 5 días y congelados hasta 2-6 meses, dependiendo de las condiciones de congelación.

Cuando estos alimentos son refrigerados, es importante tener en cuenta el tiempo máximo, dado que, por su contenido de agua, es normal que tiendan a la formación de hongos (moho) que resultan dañinos para el consumo humano (4, 5).

Los siguientes cereales y legumbres tienen la siguiente vida útil bajo refrigeración (5):

  • Menestras, Pastas y Arroz: 3 a 5 días.
  • Pastas: 2 a 3 días
  • Lagsana: hasta 5 días.

Sin embargo, cuando se quiere congelarlos, les recomendamos no hacerlo cuando estos están sazonados o con aceites añadidos a su preparación, dado que los aderezos ante temperaturas muy frías, tienden generar sabores rancios y el sabor deja de ser el mismo (5).

Verduras

Al momento de almacenar verduras, es muy importante saber cuáles se mantienen mejor bajo refrigeración y cuáles no.

Por ejemplo, en el caso de las hojas verdes como la lechuga y espinaca, sí será necesario que estén bajo refrigeración pero a temperaturas no muy frías, dado que ello suele quemar las hojas y estas se marchiten con mayor facilidad. Por lo mismo, lo ideal es mantener una temperatura entre 1 y 2°C para evitarlo (2, 6).

Por otro lado, en el caso de congelarlas, es importante hacerlo en un envase hermético, para que, precisamente, las bajas temperaturas del congelador no quemen las hojas y estas no se echen a perder.

Asimismo, es importante tener en cuenta que el tiempo de almacenaje de las verduras, depende netamente del grado de madurez de las mismas.

Bajo refrigeración y a la temperatura correcta, estas pueden durar un rango de 5 a 7 días en buen estado. Si hablamos de congelarlas, es mejor conservarlas por un máximo de 6 meses, de lo contrario resultará en una pérdida de nutrientes, pues la temperatura suele intervenir sobre la estructura celular de las verduras y va afectando las propiedades de las mismas (2, 7).

Verduras que prefieren temperaturas frías y húmedas:

  • Lechuga
  • Zanahorias
  • Pimientos
  • Hongos
  • Brócoli
  • Berenjenas

Verduras que prefieren lugares secos y temperatura ambiente:

  • Tubérculos
  • Maíz
  • Calabaza
  • Cebollas
  • Ajos

Frutas

Al igual que las verduras, las frutas se almacenan de diferentes maneras. En el caso de las mismas, cada una prefiere temperaturas diferentes.

Las que se mantienen mejor en temperaturas frías y húmedas (0 a 2°C) son (2):

  • Manzanas
  • Peras
  • Duraznos
  • Frutos del Bosque (fresas, moras, arándanos, frambuesas, etc).
  • Y estas tienen una duración de aproximadamente 5 a 10 días, dependiendo de su grado de madurez.

Las que prefieres temperaturas frescas pero secas (2):

  • Plátano
  • Mango
  • Limones
  • Tomates
  • Naranjas
  • Mandarinas
  • Estas tienen una vida útil de 4 a 8 días, dependiendo de su grado de madurez.

Por otro lado, en el caso de congelarlas, al igual que las verduras, hay que tener en cuenta el tipo de almacenamiento. Es importante que el frío no le dé de manera directa para evitar que genere un daño sobre la estructura celular de las frutas y, consecuentemente, sobre las características nutricionales de la misma (7).

Los envases deben ser herméticos y se recomienda conservarlas como máximo hasta 6 meses, pues conforme pasa el tiempo, la fruta va perdiendo su % nutricional y también las características organolépticas (textura y sabor) se modifican (8, 7).

Cuando las congelamos por tiempos largos, a pesar de perder un % de algunas vitaminas como la C y las del grupo B, los niveles de antioxidantes suelen mantenerse casi intactos (9).

Frutos Secos, Deshidratados, Harinas y Aceites

Los frutos secos son de los alimentos con mayor vida útil, pues estos pueden durar muchos meses en la despensa. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos se almacenen es un lugar hermético, seco y oscuro.

Dentro de este grupo tenemos a los siguientes alimentos (10):

  • Maní
  • Mantequilla de maní
  • Almendras y su mantequilla
  • Nueces
  • Pistachos
  • Pecanas
  • Avellanas
  • Cashews o Nuez de la India

Es importante tener en cuenta que el envase debe ser hermético para evitar el contacto directo con el oxígeno y humedad que afectará su vida útil y los vuelve más propensos a agentes patógenos como los ácaros y ciertos hongos (10).

Del mismo modo, en el caso de frutas deshidratadas y las harinas, dado que estas al estar almacenadas en lugares secos y sin oxígeno, podrán tener una duración de hasta más de 1 año y así evitar el desarrollo de diferentes patógenos (10, 11, 12).

Por otro lado, los aceites también deben almacenarse de cierta manera y, de hecho, los envases del mismo son muy importantes. En el caso de estos, es importante que se almacenen en lugares secos, oscuros y a temperatura ambiente. Esto es porque los aceites expuestos a la luz, tienen una reacción bioquímica que genera una pérdida importante de antioxidantes que son sensibles a la luz y, además, aumenta la capacidad de rancidez (13, 14).

Referencias:

  1. Basics for handling food safely. (2015, Marzo 24)
  2. Storage times for the refrigerator and freezer. (n.d.)
  3. Food and Drug Administration. (2013). Food code: 2013 recommendations of the United States Public Health Service Food and Drug Administration
  4. McGinnis MR, Tyring SK. Introduction to Mycology. In: Baron S, editor. Medical Microbiology. 4th edition. Galveston (TX): University of Texas Medical Branch at Galveston; 1996.
  5. Koppel K, Higa F, Godwin S, et al. Food Leftover Practices among Consumers in Selected Countries in Europe, South and North America. Foods. 2016;5(3):66. Published 2016 Sep 21. doi:10.3390/foods5030066
  6. All about the vegetable group. (2016, Marzo 28)
  7. Anna Korus, Changes in the content of minerals, B-group vitamins and tocopherols in processed kale leaves, Journal of Food Composition and Analysis, 10.1016/j.jfca.2020.103464, (103464), (2020).
  8. Steven R, William A, Knudson. Nutrition and Cost Comparisons of Select Canned, Frozen, and Fresh Fruits and Vegetables. 2014. 8:6.
  9. Karl J, Jhon M. The antioxidant activity and composition of fresh, frozen, jarred and canned vegetables. 2002. 3:4; 399-406.
  10. Mohd Rozalli NH, Chin NL, Yusof YA, Mahyudin N. Quality changes of stabilizer-free natural peanut butter during storage. J Food Sci Technol. 2016;53(1):694-702. doi:10.1007/s13197-015-2006-x
  11. McRae MP. Health Benefits of Dietary Whole Grains: An Umbrella Review of Meta-analyses. J Chiropr Med. 2017;16(1):10-18. doi:10.1016/j.jcm.2016.08.008
  12. Axel C, Zannini E, Arendt EK. Mold spoilage of bread and its biopreservation: A review of current strategies for bread shelf life extension. Crit Rev Food Sci Nutr. 2017 Nov 2;57(16):3528-3542. doi: 10.1080/10408398.2016.1147417. PMID: 26980564.
  13. Sanmartin, Chiara et al. “The effects of packaging and storage temperature on the shelf-life of extra virgin olive oil.” Heliyon vol. 4,11 e00888. 1 Nov. 2018, doi:10.1016/j.heliyon.2018.e00888
  14. Gargouri B, Zribi A, Bouaziz M. Effect of containers on the quality of Chemlali olive oil during storage. J Food Sci Technol. 2015;52(4):1948-1959. doi:10.1007/s13197-014-1273-2