Stevia vs Splenda: ¿Cuál es la Diferencia? ¿Cuál es más Saludable?

¿Cuál es la diferencia entre estos dos grandes y populares edulcorantes que tenemos disponible en el mercado? Son muy conocidos porque aportan un sabor dulce similar o igual al azúcar, con la diferencia que no te aportan calorías adicionales a tu alimentación. Tampoco afectan los niveles de azúcar en sangre.

Splenda

El edulcorante Splenda fue creado en 1998 y esta hecho a base de sucralosa, que es un tipo de azúcar artificial no digerible que se crea químicamente al reemplazar algunos átomos del azúcar con cloro.(1) Su preparación consiste en agregar edulcorantes digeribles como maltodextrina a la sucralosa. El formato puede venir en forma líquida, granulada y en polvo, normalmente se ofrecen en paquetes pequeños junto a sus rivales en varios restaurantes.

Stevia

Una alternativa a la Splenda es la Stevia, que también es un edulcorante sin calorías; sin embargo, su procedencia es de origen natural. Proviene de las hojas de la planta Stevia, que se cosecha, se secan y se sumergen en agua caliente. Luego, las hojas se procesan y se venden en forma liquida, polvo o secas. (2)

Splenda es la marca más popular de edulcorantes artificiales a base de sucralosa, y la Stevia es un edulcorante derivado naturalmente de la planta de Stevia. Ambos no aportan calorías y están disponibles en forma de polvo, liquidas, granuladas y secas.

Valor Nutricional

La Stevia es un edulcorante sin calorías pero Splenda contiene una cantidad de calorías insignificante (aún asi sea publicitado como un edulcorante 0 calorías). De acuerdo con las regulaciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), si el contenido calórico de cada edulcorante (generalmente un paquete de 1 g) no excede de las 5 calorías, se puede marcar en la etiqueta o empaque como "0 calorías", cuando en realidad un paquete de 1 gramo aporta aproximadamente 4 kcal (un monto bajo de igual manera). Por ejemplo, un caso idéntico es el del spray PAM, su empaque menciona que tiene 0 calorías; sin embargo, aplica la misma regla que en el Splenda, al tener menos de 5 calorías por cada gramo se puede publicitar como 0 calorias. (3)

Respecto a su valor de macro y micro nutrientes, ninguno de ellos aporta un gran valor nutricional. Una cucharadita (0.5g) de Stevia contiene carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas y minerales insignificantes. La misma cantidad de Splenda contiene 2 calorías, 0.5g de carbohidratos y 0.02mg de potasio. (4)

Splenda y Stevia son ambas consideradas 0 calorías y ofrecen nulos o insignificantes nutrientes por servicio.

Diferencias:

El Splenda es más dulce que la Stevia: la Stevia es 200 veces más dulce que el azúcar, mientras que la Splenda es 450-650 veces más dulce que el azúcar. (5)

Sus componentes son distintos: Si bien es cierto que ambos son edulcorantes, la Stevia es una planta natural de originaria del sur de Brasil y Paraguay. Por otro lado, el Splenda es a base de sucralosa, es decir, no es a base de algo natural.

La diferencia entre estos dos edulcorantes son únicamente sus componentes, ya que cumplen las mismas funciones de endulzar.

Estudios importantes:

Recientemente se realizó un meta análisis (análisis estadístico de varios estudios) de diversos edulcorantes (incluyendo la sucralosa, componente principal de la Splenda), para demostrar cuantitativamente la evidencia científica existente sobre el impacto glucémico. Para este estudio se buscó en bases de datos como PubMed y Web of Science. Por lo que se incluyeron 29 ensayos en 741 participantes, y se evaluó la calidad de la sucralosa. La investigación consistía en rastrear la trayectoria de las concentraciones de glucosa en sangre a lo largo del tiempo de su consumo, en personas de diferente tipo de edad, peso y estado de enfermedad.

Los resultados mostraron que no se encontró que el consumo de sucralosa aumentara el nivel de glucosa en sangre y su concentración disminuyó gradualmente durante la investigación realizada. El impacto glucémico del consumo no difirió según el tipo de edulcorante, pero hasta cierto punto varió según la edad, peso corporal y el estado diabético de los participantes. Las conclusiones de este estudio mostraron que el consumo de edulcorantes no eleva el nivel de glucosa en sangre.6

En otras investigaciones en donde se estudió la asociación entre la sucralosa y cáncer, se demostró que esta no muestra actividad carcinogénica incluso cuando los niveles de exposición son mayores al rango de ingesta diaria previstos. (7)

Tipos de Uso:

El uso más común de la Stevia es en forma liquida mediante los postres, bebidas, salsas o sopas. Se puede usar Stevia en polvo en cualquier lugar donde use azúcar. Asimismo, la Stevia también se puede utilizar para cocinar a altas temperaturas ya que es estable a más de 200°C.  (8)

El uso de la Splenda es similar; sin embargo, no se recomienda utilizarla para cocinar a altas temperaturas.

La Stevia y Splenda se pueden utilizar en bebidas, postres, salsas. Sin embargo, la Stevia es más recomendable para cocinar a altas temperaturas.

¿Cuál es más saludable a largo plazo?

La evidencia muestra que estos dos edulcorantes no traen efectos negativos a la salud si es que se consume con moderación, aunque igualmente se necesita una mayor investigación con periodos más largos de tiempo. (10)

Independientemente de cuál sea su elección favorita, es mejor utilizarlos en cantidades reducidas.

Conclusión

La Splenda y la Stevia son unos de los edulcorantes más populares del mundo y no añadirán calorías extras a tu alimentación diaria.

Ambos se consideran seguros de usar. Sin embargo, la evidencia científica hasta la fecha aún es limitada y no se pueden sacar conclusiones, por lo cual es recomendable utilizarlos con moderación.

Fuentes:

1.-Tandel K. R. (2011). Sugar substitutes: Health controversy over perceived benefits. Journal of pharmacology & pharmacotherapeutics, 2(4), 236–243.

2.-Ashwell M. (2015). Stevia, Nature's Zero-Calorie Sustainable Sweetener: A New Player in the Fight Against Obesity. Nutrition today, 50(3), 129–134.

3.-U.S.Food & Drug (2020)  Administration.CFR- Code of Federal Regulations Title 21

4.-U.S Department of Agriculture (2018) Historical Record:Stevia

5.-Momtazi-Borojeni AA, Esmaeili SA, Abdollahi E, Sahebkar A. A Review on the Pharmacology and Toxicology of Steviol Glycosides Extracted from Stevia rebaudiana. Curr Pharm Des. 2017;23(11):1616-1622. doi: 10.2174/1381612822666161021142835. PMID: 27784241.

6.-Nichol AD, Holle MJ, An R. Glycemic impact of non-nutritive sweeteners: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Eur J Clin Nutr. 2018 Jun;72(6):796-804. doi: 10.1038/s41430-018-0170-6. Epub 2018 May 15. PMID: 29760482.

7.-Berry, C., Brusick, D., Cohen, S. M., Hardisty, J. F., Grotz, V. L., & Williams, G. M. (2016). Sucralose Non-Carcinogenicity: A Review of the Scientific and Regulatory Rationale. Nutrition and cancer, 68(8), 1247–1261. https://doi.org/10.1080/01635581.2016.1224366

8.-SV Modi&VJ Borges (2005) Artificial Sweeteners:Boon or Bane?

9.-Mosdøl, A., Vist, G. E., Svendsen, C., Dirven, H., Lillegaard, I., Mathisen, G. H., & Husøy, T. (2018). Hypotheses and evidence related to intense sweeteners and effects on appetite and body weight changes: A scoping review of reviews. PloS one, 13(7), e0199558. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0199558

10.- Toews I, Lohner S, Küllenberg de Gaudry D, Sommer H, Meerpohl J J. Association between intake of non-sugar sweeteners and health outcomes: systematic review and meta-analyses of randomised and non-randomised controlled trials and observational studies BMJ 2019; 364 :k4718 doi:10.1136/bmj.k4718