6 Estrategias Para Tomar Más Agua

El 60-75% del cuerpo humano esta compuesto por agua y es tan esencial para nuestro funcionamiento que una persona promedio no puede sobrevivir más de 3 días sin ella.

La falta de agua produce deshidratación, la cual puede causar síntomas como dolor de cabeza, falta de concentración, mareos, cansancio y boca seca. Una deshidratación más severa (pérdida de fluidos de más del 10% del peso corporal) puede afectar el control de nuestra temperatura corporal y ritmo cardiaco, lo cual puede ser fatal. (1)

Si se te dificulta o se te olvida mantenerte hidratado, estas estrategias te ayudarán

Estrategias para tomar más agua

1. Usar una Botella Reusable

Una botella no solo es práctica, sino que también te recordará constantemente tomar agua. Por ejemplo, tenerla en tu escritorio es un recordatorio "visible" para hidratarte que estará contigo todo el día.

Es recomendable utilizar botellas de vidrio, acero inoxidable o plástico libre de bisfenol A (o "BPA Free")

2. Tener Agua Siempre a la Vista

Si no te gusta utilizar una botella, otra manera de tener agua a la vista es utilizar una jarra, vaso o tener una fuente cerca de tu zona de trabajo. El tener agua a la vista es un recordatorio constante para mantenerte hidratado.

Utilizar un vaso en tu escritorio y tener la fuente de agua lejos también te ayudará a mantenerte en movimiento cada vez que quieras llenar tu vaso.

3. Añadir un Poco de Sabor

A muchas personas no le gusta el sabor del agua, para ellas es recomendable combinarla con ingredientes que no agreguen calorías significativas como por ejemplo:

  • Tajadas de limón, piña, naranja o fresas
  • Hojas de menta, romero, cilantro o albahaca.
  • Piel de limón, naranja, etc.

Recuerda que otros líquidos como infusiones (té, manzanilla, hierba buena, hierba luisa, etc.), leche, yogurt, etc. también cumplen una función hidratante.

4. Tener un Objetivo Diario

Si te pones una meta, es más probable que cambies tus hábitos para cumplirla a comparación de no tener una. Algunas metas pueden ser apuntar a un número de vasos diarios (8, 10, 12, etc) o un volumen determinado (2 litros, 3 litros, etc.)

5. Tener Recordatorios

Si eres una persona ocupada, probablemente tomar agua no sea lo primero en lo que estés pensando. Tener recordatorios a través de notas o alarmas en tu celular podría ser beneficioso. En Fitia tienes la posibilidad de configurar de 1 a 5 recordatorios al día.

6. Un Vaso de Agua Antes o Después de Cada Comida

Esta es una gran estrategia que no solo nos ayudará a mantenernos hidratados, sino que también te ayudará a regular tu apetito. En un estudio, se observó que consumir un vaso de agua antes de una comida, redujo la ingesta calórica hasta en 23% (2)

undefined

Fuentes

  1. Popkin, Barry M et al. “Water, hydration, and health.” Nutrition reviews vol. 68,8 (2010): 439-58. doi:10.1111/j.1753-4887.2010.00304.x
  2. Jeong, Ji Na. “Effect of Pre-meal Water Consumption on Energy Intake and Satiety in Non-obese Young Adults.” Clinical nutrition research vol. 7,4 (2018): 291-296. doi:10.7762/cnr.2018.7.4.291